Que tengo tan terrible
que a los hombres ahuyento?
Serán mis solos huesos
y la falta de relleno?
Pues al verme en el espejo
a la muerte me parezco,
sólo tengo que invocarla
y yo misma me contesto.
Ay que suerte tan macabra,
en vida pálida y seca,
y la muerte me reclama…
que hay huesuda, tan solita y sin anhelos?,
Pero de cara adornada y con el corazón tierno.

 

¡FELÍZ DÍA DE MUERTOS! Atte. Catrina